Sostenibilidad del Medioambiente: cambio climático

22 de agosto de 2017

“La Bóveda del fin del mundo” oficialmente denominada Banco Mundial de Semillas de Svalbard, es una reserva creada en 2008 por un grupo internacional de científicos, para conservar los diversos cultivos de las diferentes zonas del mundo. A pesar de ser impermeable y resistente a la actividad volcánica, terremotos, tsunamis, radiaciones y, en teoría, a las consecuencias del cambio climático o invasiones víricas, se ha encontrado con un enemigo inesperado: el deshielo del Permafrost (suelo permanentemente helado). Hoy hablamos en Aerzen Ibérica de la sostenibilidad del medioambiente y el cambio climático.

Los cambios del medioambiente

“La Bóveda del fin del mundo” se encuentra situada en el archipiélago Noruego de Svalbard en el polo Norte, es una obra de Global Corp Diversión Trust, constituida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y el instituto de investigación Bioversity International.

Su visión es la previsión de falta de alimentos debido a las anomalías climáticas, desastres naturales, y por la reducción de la biodiversidad de los principales cultivos alimentarios de la humanidad a través de sus semillas.

Como consecuencia del cambio climático, este banco de reservas de semillas de alimentos, construido para poder alimentar a la humanidad en caso de una catástrofe mundial, se encuentra con este grave problema.
Debido al ascenso de las temperaturas en el Ártico ha hecho que la capa de terreno, permanentemente congelada en la que descansa la cripta, se derrita inundando el túnel de entrada al complejo. El agua derretida se solidificó (se volvió a congelar) antes de llegar al interior de la bóveda, creando una especie de glaciar en la entrada, el cual no alcanzó a provocar ningún daño.
Se calcula que el sitio protege y guarda casi un millón de paquetes de semillas de todas las procedencias.
Para este tipo de conservación del frío se utilizan también compresores. Situados junto a la puerta la función de los compresores es enfriar el interior del bunker.

6_20170520qrBV9b

 

Los cálculos de los expertos de poder conservar esta bóveda a salvo del calentamiento global están fallando, ya que el “Ártico se está calentando más rápido que el resto del mundo” (añade Ketil Isaksen, experto del Instituto Meteorológico de Noruega).

Es una gran alarma la que nos provoca este suceso, ya que está cámara esta diseñada para salvaguardar a la humanidad, y hoy por hoy cabe la duda de que pueda llegar a mantenerse intacta.

¿Somos conscientes de la sostenibilidad de nuestro medioambiente?

Un tema que tocamos muy de lejos, pero que cada vez se acerca más dando señales como esta. Tenemos que cuidar el ecosistema de los impactos diarios de contaminación a los que está expuesto.

Para limitar los efectos de la subidas de temperatura del Ártico, ocho países miembros del Consejo Ártico: Canadá, Dinamarca (más Groenlandia e Islas Faroe), Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia, Suecia y Estados Unidos, han realizado un informe que sostiene que los seres humanos debemos reducir de manera substancial las emisiones de gases de efecto invernadero. Este acuerdo ha sido llamado “Acuerdo de París”, cuyo objetivo principal es limitar el aumento de la temperatura media para que no supere los 2 grados centígrados.

 

Si el calentamiento global sigue avanzando, los hielos que flotan en el Ártico habrán desaparecido en unos 40 años. La tecnología de Aerzen avanza para preservar el medioambiente.

 

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha. Victor M. Hugo

 

Para más información sobre compresores y soplantes visita nuestra web en www.aerzen.es.

¡Únete a nuestra red profesional en LinkedInTwitter y Facebook!

Deja un comentario