La formación de Aerzen Ibérica: innovación & aprendizaje

4 de junio de 2018

Gracias a la formación en las empresas, se están actualizando las infraestructuras tecnológicas creando nuevos modelos de gestión y organización en el trabajo. Así se consigue evolucionar hacia una misma línea, al ritmo de las demandas de los clientes, apareciendo por defecto nuevas ocupaciones que requieren perfiles renovados entre los trabajadores. Esta actualización constante de conocimientos, impacta positivamente en la productividad de los profesionales de las empresas, así como en los procesos industriales de los clientes. Desde Aerzen Ibérica te mostramos la importancia de la formación en el trabajo.

Queremos saber si la formación es tan importante para actualizar una empresa, ¿quienes y qué tipo de formación reciben los empleados para renovarse en sus puestos? Nos responde Oliver Baumgarten, Gerente de Aerzen Ibérica, en España y Portugal.

– ¿Cuando se ha implantado la formación por parte de Aerzen Ibérica?

“Realmente la formación en Aerzen Ibérica se ha dado siempre, más que una tarea es una actitud. El aprendizaje significa actualizarse, no quedarse obsoleto, y hoy en día, es todavía más importante que hace unos años. Las herramientas de trabajo en sí han cambiado, y las actualizaciones de dichas herramientas se producen en espacios más cortos de tiempo que anteriormente. Si vemos por ejemplo, un cambio importante (que ha tardado años) en la manera de trabajar, como pasar del telex al fax, ahora utilizamos el correo electrónico, y del correo electrónico estamos ya comunicándonos con mensajes instantáneos.”

Estos cambios a la vez que nos ayudan a tener una información más rápida, nos “complican” estar a la última en comunicación, por lo que los empleados tienen que actualizarse y aprender a utilizar esas herramientas de una manera eficiente. Si hablamos de una formación más específica para un puesto de trabajo, pienso que el aprendizaje es lo que nos permite trabajar de una forma eficaz por un lado, y por otro lado, significa que podemos estar contentos por que nos facilita cumplir con nuestras tareas de trabajo.”

– Entendemos entonces, que no hay candidatos específicos para una formación, ¿en Aerzen Ibérica todos los empleados reciben una formación adecuada para actualizarse en sus tareas?

No hay limitaciones para la formación. Lo que se establece a nivel anual es una planificación, como la mayoría de las empresas lo hacen. Es ver cuales son las exigencias de un determinado puesto, y ver con qué herramientas cuenta el empleado para realizar su trabajo. Si vemos que hay una discrepancia, actuamos en consecuencia y facilitamos la formación necesaria. Aunque suena a manual de calidad, realmente es mucho más práctica. La formación se puede realizar en muchas áreas, y de muchas formas diferentes. Si vemos la formación como un manual de calidad, no vamos a conseguir mucho más.”

– La formación que reciben los profesionales de Aerzen Ibérica ¿se debe a alguna demanda por parte de los clientes?

“Efectivamente. Como el cliente es la mayor motivación para que una empresa se mueva, si hablamos de un ejemplo en la parte técnica de nuestro taller, podemos decir que solamente con la mecánica no se cubrían los conocimientos para poder hacer intervenciones en campo. Se necesita una combinación de especialistas, entre electrónico y mecánico, y eso lo encontramos en la formación de mecatrónica. Nuestra apuesta para el futuro es aumentar el servicio técnico con más profesionales mecatrónicos.”

– ¿En qué tipo de empresa hay más demanda de mecatrónicos?

“En cualquier proceso industrial, en donde soplantes y compresores, las máquinas más modernas de Aerzen, se empiezan a comunicar con la instalación del cliente, en donde hay intercambio de señales para que la máquina sea eficiente 100%, dentro del proceso productivo del cliente.”

– ¿Se puede hablar ya de un caso de éxito gracias a la intervención de un especialista mecatrónico?

“Si, podemos decir, en las intervenciones que se han realizado, significa un gran apoyo para la empresa y también para el cliente, que un técnico pueda hablar de la máquina, tanto mecánicamente como electrónicamente. Es como en los coches se comenzaba a incorporar más componentes eléctricos, y si por alguna razón se llevaba el coche al taller para arreglarlo, no existían los medios para diferenciar entre un fallo mecánico o eléctrico. Tener a un profesional que sabe diferenciar cualquier fallo es muy importante para una buena reparación y funcionamiento.”

Previous Image
Next Image

info heading

info content


“La innovación se basa en el aprendizaje”

 

Para más información, visita nuestra web www.aerzen.es.

Únete a nuestra red profesional en LinkedInTwitter y Facebook.

Deja un comentario