ISO 22000: seguridad y prevención en la industria alimentaria

19 de mayo de 2020

La pureza del aire comprimido es crucial en muchas industrias, ya que influye en la calidad de los procesos utilizados, para producir productos de alta calidad como en la industria alimentaria. En Aerzen desarrollamos productos y procedimientos innovadores, gracias a las inversiones en tecnologías y métodos avanzados. Hoy te mostramos la importancia de la seguridad y prevención en la industria alimentaria, con la ISO 22000.

Nuestros procesos empresariales están sujetos a las normas DIN EN ISO 9001, DIN EN ISO 14001, DIN EN ISO 50001 y ahora Aerzen cuenta con la ISO 22000, válida para todos las soplantes, las de tornillo y compresores fabricados por Aerzen en Baja Sajonia. El sistema de gestión para la seguridad alimentaria unifica el panorama de normas a nivel internacional.

Aerzen al ser una de las primeras empresas en la industria del aire comprimido del mundo que cumple con la norma ISO 22000, subraya la importancia de la seguridad de los productos especialmente en la industria alimentaria.

Las soluciones de aire de proceso de Aerzen se utilizan de muchas maneras en la industria alimentaria y de piensos. La confianza de los fabricantes de plantas y de los usuarios finales de la fabricación es correspondientemente alta. Con la certificación ISO 22000, el líder tecnológico está llevando la seguridad de los procesos a un nuevo nivel en numerosas aplicaciones relacionadas con los alimentos. Las aplicaciones típicas son el transporte neumático de polvos y granulados, así como el desprendimiento de materiales a granel.

Se excluyen las contaminaciones: especialmente en la industria alimentaria, es crucial poder confiar en el aire de proceso. Debe estar absolutamente libre de impurezas como aceite, abrasión o material aislante. Por una buena razón, por ejemplo, Aerzen ha desarrollado silenciadores sin material aislante según el principio de reacción y los equipos con eliminador de chispas especial con vistas a la protección contra las explosiones.

Con un marco de actuación uniforme se pueden identificar con seguridad los riesgos en el entorno directo e indirecto de la cadena de producción de alimentos. La identificación estructurada de los posibles peligros constituye, pues, la base de una gestión eficaz de los riesgos.

Como ya se ha practicado con éxito en otras normas de gestión, el proceso de mejora continua (CIP) es un instrumento esencial para la mejora sostenible de los procesos en la norma ISO 22000. Para Aerzen ésta certificación representa en este contexto, un componente internacional adicional para la seguridad de los productos.

«No puedes pasar un solo día en la tierra sin tener un impacto en el mundo. Lo que haces marca una diferencia, y tienes que decidir qué tipo de diferencia quieres hacer.» Jane Goodall.

Consulta nuestra web www.aerzen.com/es/

Únete a nuestra red profesional en LinkedInTwitter y Facebook.

Deja un comentario