Entrevista a Fernando Morcillo Presidente de AEAS, sobre el futuro del suministro y tratamiento del agua

10 de julio de 2018

En Aerzen Ibérica nos importa y mucho la gestión del ciclo integral del agua. En plena época de cambios de España, queremos saber como se prevé el suministro y tratamiento de las aguas. “El futuro se ve con esperanza” nos comenta Fernando Morcillo Bernaldo de Quirós, Presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), en la siguiente entrevista.  

A.I. : ¿Qué valor tiene el agua residual en nuestra sociedad? ¿Cuáles son los usos que más predominan?

F.M.:Tenemos que recordar que el agua, que es un bien básico y vital, presenta en el ámbito urbano dos manifestaciones bien diferenciadas y que, en la coyuntura presente, la ONU establece como derechos humanos diferenciados aunque se integren en la gestión del Ciclo Integral:

– Abastecimiento (captación y distribución domiciliaria).

– Saneamiento (alcantarillado y depuración de aguas residuales).

En España, el uso principal del agua es el agrícola, ya que supone algo más del 80% del uso total. El uso urbano se sitúa en 4.080 Hm3 anuales de los que el 73% corresponde a los usos domésticos y el 11% se emplea en la industria y el comercio urbano.

Los caudales usados y contaminados son depurados en más de 2.000 EDAR urbanas y una fracción de estos volúmenes (9%) son sometidos a un exigente tratamiento de regeneración para ser reutilizados principalmente en la agricultura, pero también para mantener el paisaje urbano, los recintos deportivos y de ocio y para el baldeo y limpieza urbana, o para determinados usos en la industria.

Hoy consideramos, dentro de la Estrategia Europea de la Economía Circular, que las EDAR son biofactorías o biorefinerías en donde es preciso aprovechar los efluentes; el agua, la materia orgánica, de forma directa como fertilizantes o enmiendas o de forma indirecta mediante la transformación en biogás o biometano con potencialidad energética, los nutrientes y todos los elementos y compuestos valorizabas.”

A.I. : ¿Se está innovando en cuanto al abastecimiento de aguas urbanas en los últimos años?

F.M.: “Se está investigando e innovando muchísimo y en numerosas temáticas. Hay que considerar que los servicios del agua urbana son muy multidisciplinares (ingeniería, química, biología, ciencias ambientales, energía, sensorización, telecomunicaciones, relación con la sociedad y los clientes, necesidades financieras, etc). En prácticamente todas las disciplinas y especialidades hay grandísimos avances tecnológicos y novedosos procedimientos. Ya hace 5 años que AEAS eligió como lema sectorial: “Un caudal de innovación”. Creo que da buena razón de las prácticas sectoriales enfocadas a conseguir una mayor eficiencia en la prestación de los servicios.

Hoy el progreso en los elementos que se integran en la denominada Transformación Digital plantea grandes evoluciones en la prestación de estos servicios. Así, la realidad aumentada, el bigdata, la industria 4.0, la minisensorización y la inteligencia artificial, por no citar todas las novedades, están marcando nuevas vías tecnológicas y exigen una adaptación de la gestión, la formación continua de los expertos y la fijación de condiciones de sostenibilidad y seguridad jurídica.”

A.I. : ¿Cómo es el futuro en el suministro y tratamiento del agua?

F.M.: “El futuro se debe orientar a los grandes retos universales, como el cumplimiento de los ODS, a la mitigación y superación de las repercusiones que tiene la actividad humana en el cambio climático; pero también a los retos europeos centrados en las Economía Circular y el aprovechamiento máximo de los recursos, o la implantación de una sociedad basada en una economía baja en carbono.

En España, nosotros disfrutamos, gracias a los esfuerzos de anteriores generaciones, de unos servicios que a mí me gusta decir que se pueden calificar de “Notable” en abastecimiento y de simple “Aprobado” en lo que se refiere al saneamiento. Porque si los revisamos con los anteojos de la sostenibilidad y la resiliencia, pensando en el futuro inmediato y en la siguiente generación humana, resulta que siendo muy optimistas bajaremos un escalón y de notable pasaremos a aprobado. Y donde aprobábamos seguramente suspenderemos. La pérdida de la calidad a la que hoy estamos acostumbrados no es un horizonte aceptable.

El futuro se ve con esperanza y la preparación tecnológica y organizativa de nuestras empresas, la capacidad de gobernanza, administración y gestión impregna nuestro quehacer, y cultura sectorial, aventurando un expectante y prometedor futuro. Pero es necesario ser crítico y apuntar nuestro más certero diagnóstico:

Debemos solventar el déficit de inversión en infraestructuras (en nueva obra en depuración de aguas residuales) y especialmente en renovación del gran patrimonio existente, envejecido y con síntomas de obsolescencia. A tal fin, es preciso contar con la participación público-privada.

– Es necesario atender el principio de “cobertura de costes” establecido por la Directiva Marco del Agua europea, junto con la adecuada contribución de los usuarios del agua. Aquí los sistemas tarifarios son instrumentos básicos para repartir justamente las cargas económicas.

– La heterogeneidad de nuestra regulación local obliga a armonizarla. Soy un firme convencido que, copiando las exitosas experiencias de otros países, la figura de un Regulador técnico independiente basado en la transparencia (sunshine regulator) podría ayudar.

Se identifica como una necesidad, alcanzar en consenso político estatal, responsable y pragmático, en materia de aguas, evitando inútiles, artificiales e ineficaces radicalizaciones ideológicas. Es preciso seguir trabajando para alcanzarlo. Si repasamos la historia, nuestros grandes logros en materia de aguas se han conseguido tras acuerdos políticos orientados a largo plazo.”

Durante su vida profesional ha tenido la oportunidad de trabajar en el sector privado y en el público, en el campo industrial y urbano, habiendo tenido responsabilidades como Consultor, Proyectista, Director de Obras e Instalaciones o Jefe de explotación de servicios de agua y directivo de empresas, públicas y privadas, relacionadas con este sector. (Canal de Isabel II , Grupo OHL, y sus filiales,  entre otras).

– Nunca sabremos el valor del agua hasta que el pozo esté seco – Thomas Fuller.

Para más información, visita nuestra web www.aerzen.es.

Únete a nuestra red profesional en LinkedInTwitter y Facebook.

Deja un comentario