Covid-19: El efecto del confinamiento en el trabajo

23 de marzo de 2021

El primer caso de COVID-19 en España fue diagnosticado el 31 de enero de 2020 en La Gomera. Nos levantamos un 14 de marzo y vimos como nuestra vida cambiaba: «El Gobierno español decretó el estado de alarma en todo el territorio nacional y, limitó la libre circulación de los ciudadanos a actos esenciales como la adquisición de alimentos y medicamentos, acudir a centros médicos o al lugar de trabajo, resultando en un confinamiento de la población… El 28 de marzo se suspendió toda actividad laboral presencial no esencial durante quince días.» Tras un año del comienzo de la pandemia Oliver Baumgarten gerente de Aerzen Ibéricahace balance del efecto del confinamiento en la empresa y en nuestra manera de trabajar. 

«LO QUE NOS HA CAMBIADO LA VIDA EN UN AÑO…». Detrás de esta frase hay un aprendizaje forzoso que nos ha obligado a ser más flexibles y así poder adaptarnos a las nuevas circunstancias que nos rodean. Hace un año me dedicaba a escribir diariamente informes y a controlar la liquidez de la empresa. Se respiraba el pánico que venía en todas las direcciones y en todos los niveles.

LA PANDEMIA, LOS CONFINAMIENTOS, nada se había previsto en ningún plan estratégico de ninguna empresa, en ningún país, tampoco el certificado ISO nos protegía. Momentos tensos en los que tuvimos que tomar decisiones importantes, que gracias a ellas, aseguramos la continuidad del negocio evitando a toda costa cerrar. Esto creó un ambiente de más confianza o de una sana desconfianza controlada (si no hay una confianza creada se acepta la desconfianza razonable) es decir, ya no se discuten temas de prepago o pago al contado.

LA EXPERIENCIA DE DIRIGIR LA EMPRESA EN MEDIO DE UNA PANDEMIA me ha aportado momentos complicados y momentos entrañables con la plantilla. Ver y experimentar esta cohesión entre nosotros ha sido lo mejor, y estoy muy agradecido por el esfuerzo que cada uno ha realizado, para mantener nuestra actividad casi sin ninguna incidencia.

EN NUMEROSAS OCASIONES hemos tenido que realizar esfuerzos importantes para poder dar el servicio adecuado al cliente, asegurando el buen funcionamiento de la maquinaria. Son trabajos «in extremis» que no se ven pero que se notan. Como añadido ha sido complicado realizar la Formación Técnica no presencial, así como la coordinación de los proyectos sin reuniones, y ambas han sido realizadas con éxito.

ENTRE CONFINAMIENTO Y CONFINAMIENTO descubrimos las ventajas de la videoconferencia: la nueva puntualidad o la brevedad y precisión de las exposiciones. Tras un año de vernos a través de los portátiles (con 5 sistemas de videoconferencias diferentes), nos gusta celebrar de vez en cuando una reunión presencial, tomarnos un café antes de empezar y charlar con compañeros o clientes. El contacto social en el trabajo y las relaciones profesionales ahora son más necesarias e importantes en nuestras vidas.

GRACIAS A NUESTRA VISIÓN DE FUTURO en 2019 nuestro proyecto fue el de fomentar la conciliación entre vida laboral y vida personal que implicaba poner a punto el sistema informático y facilitar el trabajo en casa. En aquel momento pensábamos en trabajar uno o dos días en casa, pero en 2020 con las restricciones de movimiento se convirtieron en 5 días por semana.

AL TRABAJAR EN UNA EMPRESA MULTINACIONAL he vivido alguna que otra anécdota este año… Dado que en los distintos países de Europa estábamos confinados en momentos diferentes y bajo condiciones muy diferentes, recuerdo en una reunión virtual que un colega alemán, hizo una foto a la pantalla donde estábamos los participantes de los países de Europa del oeste. Con cara de sorpresa le preguntamos el por qué de la foto y nos dijo que quería compararla con la foto que hiciera en la próxima reunión, para ver el crecimiento del pelo ya que en Alemania habían cerrado las peluquerías…

APROVECHO ESTA OCASIÓN PARA DAR LAS GRACIAS a nuestros clientes por seguir confiando en nosotros y puedo asegurarles que estamos trabajando para seguir mejorando nuestros servicios y productos, gracias también a nuestros proveedores por cumplir con los suministros contratados en cada momento y gracias a toda la plantilla de España y Portugal, por demostrar cada día el alto nivel de implicación y flexibilidad para cumplir con nuestros compromisos.»

Gracias!

Oliver Baumgarten, gerente de Aerzen Ibérica y Portugal.

«No hay nada permanente excepto el cambio».

Para más información:

 

 

www.aerzen.com/es/

LinkedInTwitter y Facebook.

Deja un comentario