Aire de proceso y la recuperación de calor

5 de febrero de 2019

En las aplicaciones de aire de proceso los operadores pueden hacernos sudar, ya que la generación de aire comprimido es, con mucho, la forma de energía más cara por razones físicas. Siguiendo las leyes de la termodinámica, no hay aire comprimido sin calor. Te mostramos las soluciones más adecuadas de Aerzen, para la recuperación de calor.

REACONDICIONAMIENTO

El aire comprimido es un tema candente desde un punto de vista energético. Los recursos limitados, las estrictas regulaciones ambientales, las emisiones limitadas de CO2, el aumento de los costos de energía y la creciente presión de los precios, son las fuerzas impulsoras detrás de los proyectos de eficiencia energética.

La generación de aire comprimido se conecta automáticamente al calor residual, debido a la termodinámica. Dado que esta ley no puede ser derogada, se necesitan soluciones para integrar el calor no utilizado previamente, en la propia demanda de energía.

La tecnología Aerzen reduce las emisiones de CO2. Por razones físicas, los compresores ofrecen un enorme potencial, para utilizar la temperatura del aire que aumenta inevitablemente durante el aumento de la presión. En vista del creciente interés en la sostenibilidad ecológica y en el conocimiento de los costos económicos, los operadores de plantas buscan cada vez más la recuperación de calor.

LEYES DE LA TERMODINÁMICA

De acuerdo con las leyes de la termodinámica, el aire en un espacio cerrado, se calienta tan pronto como la presión aumenta. Para un análisis más detallado la ley de los gases ideales, se aplica para el rango típico de presiones de aire de proceso. Junto con la eficiencia del compresor en el punto de operación respectivo, la temperatura del aire se puede calcular aguas abajo de la compresión. Esto depende principalmente de la relación de presión.

Cuanto mayor sea la temperatura, más amplia será la gama de aplicaciones para la recuperación del calor residual. La cantidad de calor contenida en el aire del proceso generalmente representa alrededor del 85% de la cantidad total de calor que se puede recuperar en las plantas. El 15% restante se distribuye de manera más o menos equitativa entre las pérdidas del motor de accionamiento, la mecánica y la radiación de la etapa del compresor.

CALEFACCIÓN DE RESIDUOS PARA OFICINAS

Este 15% también puede usarse para calentar áreas de oficinas adyacentes o áreas de producción dentro de las medidas de recuperación de calor. Aerzen equipa las rejillas de salida de aire de la soplante Delta Blower, el compresor Delta Hybrid y el compresor de tornillo Delta Screw con un conducto de aire de escape.

El aire caliente, que previamente enfrió la etapa del compresor, el silenciador y el sistema de tuberías debajo de la cubierta acústica, se escapa de este conducto de aire de escape. El flujo de retorno en el conducto de aire de escape central, desde el cual los conductos de aire de ramificación, suministran a las habitaciones que se van a calentar, con una temperatura entre 30°C y 60°C.

SOLUCIONES DE RECUPERACIÓN DE CALOR

La cantidad de calor contenida en el aire del proceso, generalmente representa alrededor del 85 % de la cantidad total de calor, que se puede recuperar en las plantas. Aerzen utiliza con éxito, intercambiadores de calor de haz de tubos optimizados para flujo, en una gran cantidad de aplicaciones. Estas unidades compactas están ubicadas en el lado de descarga. La instalación es sencilla.

Esta tecnología también se recomienda para el reacondicionamiento, con el fin de mejorar notablemente la eficiencia energética de las plantas existentes y el balance de CO2. Si bien la energía térmica del aire de escape puro, se puede utilizar de manera más efectiva para la calefacción directa de la habitación, el uso de intercambiadores de calor de haz de tubos, abre una fuente de energía con temperaturas significativamente más altas. Esto da como resultado una multitud de posibilidades de aplicación en la implementación.

Las aplicaciones típicas son el soporte de los sistemas de calefacción, la preparación de agua caliente para duchas y baños, así como el calentamiento del agua de servicio en entornos industriales. En la tecnología de aguas residuales, el calor también se puede utilizar para secar los lodos de depuración.

Aerzen ofrece soluciones inteligentes de recuperación de calor para la aplicación respectiva, que canaliza la energía disponible hacia los procesos de producción, la preparación de agua caliente o los sistemas de calefacción.

 

“El valor de la innovación no está en evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar”. Enrique Dans.

 

Presupuestos: service@aerzen.es o  info@aerzen.es

Para más información, visita nuestra web www.aerzen.es.

Únete a nuestra red profesional en LinkedInTwitter y Facebook.

 

2 comentarios

  1. Juan Carlos de la Fuente
    6 de febrero de 2019

    Hola Nuria,

    Quiero transmitir mi felicitación por el excelente artículo publicado.

    Saludos.

    1. Equipo Aerzen Equipo Aerzen
      11 de febrero de 2019

      Muchas gracias Juan Carlos por tu comentario.

      Un placer que te hay gustado, y espero que los próximos post sean de tu agrado.

Deja un comentario