Aire de Proceso: conceptos para la recuperación de calor

6 de septiembre de 2021

En la industria, la sostenibilidad y la eficiencia son esenciales. Sin ningún género de duda, en la actualidad figuran entre los retos más importantes a los que se enfrentan los fabricantes y operadores de sistemas. Sin embargo, por su propia naturaleza, generar aire de proceso requiere una cantidad de energía relativamente alta. Hoy te mostramos los conceptos de AERZEN para la recuperación de calor, que se libera durante el proceso.

Como fabricante de compresores de alto rendimiento, AERZEN lleva mucho tiempo desarrollando soluciones innovadoras para usar esta energía térmica en la práctica. En consecuencia, ofrecemos a los operadores de la planta, a partir de un único proveedor, una tecnología avanzada de aire comprimido y unos sistemas con las dimensiones correctas para recuperar calor.

Los ahorros potenciales que se podrían obtener con la instalación de un sistema de recuperación de calor son enormes: hasta un 85% de la energía térmica se puede usar con facilidad para otras operaciones, por ejemplo, para calentar agua, en procesos de secado o para precalentar el aire del quemador. Y además se evitan pérdidas de energía, por ejemplo, las causadas por la expulsión del aire caliente al exterior. Así pues, la recuperación de calor se traduce en una preservación energía selectiva y eficiente en recursos.

La recuperación de calor se puede llevar a cabo en una amplia gama de procesos y aplicaciones:

– Suministro para sistemas de calefacción central;
– Calentamiento de aire caliente;
– Secado de fangos;
– Aire caliente para tareas de procesamiento (por ejemplo, procesos de secado en producción);
– Producción de agua caliente para duchas y baños;
– Calentamiento de agua de servicio en cafeterías;
– Construcción de frenos térmicos;
– Calefacción en piscinas.

FUENTES DE CALOR: OPCIONES PARA RECUPERAR CALOR

PRINCIPIO DE LOS COMPRESORES

La gran cantidad de calor residual que se produce cuando se genera aire comprimido no nos dice nada acerca de la eficiencia de la máquina. Es una consecuencia inevitable cuando se genera aire de proceso. Durante mucho tiempo, los operadores de plantas no han sido conscientes del enorme potencial energético que entraña. Por norma general, el calor se genera de dos maneras distintas: por un lado, cuando el equipo comprime el medio y, por otro, mediante el calor residual (aire de refrigeración) del motor, la etapa y el silenciador, así como del aire de escape del refrigerador de aceite.

COMPRESIÓN

Las máquinas como los compresores de tornillo y las soplantes de desplazamiento positivo comprimen el aire circundante aspirado por medio de tornillos o émbolo rotativos. Esta forma de compresión del aire es un proceso termodinámico que calienta el medio aspirado, por ejemplo, aire o gas. Desde un punto de vista físico, el proceso convierte la energía eléctrica en energía térmica. Cuando se usan compresores, el gas de proceso puede alcanzar temperaturas de hasta 280ºC.

El enfoque lógico para recuperar el calor del aire de proceso es usar intercambiadores de calor: cuando se integran intercambiadores de calor en el caudal de aire, un medio como el agua puede fluir a través de ellos y calentarse a una temperatura preestablecida y eliminar al mismo tiempo el calor del caudal de aire. El agua calentada puede reutilizarse como agua de proceso o servicio, o incorporarse al sistema de calefacción central. AERZEN ofrece intercambiadores de calor diseñados con precisión para este fin que convierten la máxima cantidad de calor transferible con una pérdida de presión mínima.

AIRE DE REFRIGERACIÓN (RADIACIÓN TÉRMICA)

La radiación del motor, el refrigerador de aceite, la etapa de compresión, la etapa de émbolos rotativos, las tuberías y el silenciador crean energía térmica adicional debajo de la protección acústica del equipo. Este aire de refrigeración calentado intensamente también se puede aplicar en la práctica. El calor se puede consolidar en los conductos de aire de escape integrados en el equipo y transportarse como aire de calefacción a las salas o talleres contiguos. Una salida controlada por temperatura permite regular el caudal de aire para alcanzar una temperatura ambiente uniforme. Por ejemplo en verano, cuando no se necesita calor, el exceso de calor se puede expulsar al exterior.

Actualizamos nuestra disponibilidad en las siguientes direcciones de correo electrónico:

– Facturación, pagos: admon.aerzen.es@gmail.com

– Recambios: parts.aerzen.es@gmail.com

– Reparaciones, mantenimiento: taller.aerzen.es@gmail.com

– Ofertas de maquinaria: ventas.aerzen.es@gmail.com

– Contratos de mantenimiento, asesoramiento de posventa: posventa.aerzen.es@gmail.com

– Contacto Aerzen Portugal: portugal.aerzen.es@gmail.com

– Para contactar directamente: 📞→ 91 642 44 50

Deja un comentario